Entorno

Sin duda, una de las ciudades más importantes de Andalucí­a, referencia constante en la historia, el arte, la polí­tica, la cultura o la economí­a de nuestra comunidad. Es el municipio más extenso de la provincia, ocupado en su mayor parte por una llanura de tierras muy fértiles, en las que predomina el olivar y los cereales, rodeada por las Sierras del Torcal y el Arco Calizo Central y en la que sobresale majestuosamente la Peña de los Enamorados, motivo de numerosos mitos y leyendas.

Su privilegiada situación geográfica, en el histórico centro de comunicaciones entre la Alta y la Baja Andalucí­a, le ha proporcionado desde antiguo una gran riqueza cultural y económica, como lo demuestran los numerosos restos arqueológicos de diversas épocas hallados en su territorio. Los Dólmenes del Romeral, Viera y Menga, el Efebo de Antequera y otras muchas piezas que se encuentran en el Museo de la Ciudad son buena muestra de ello.

Antequera se extiende por la ladera de una colina al pie de la Sierra del Torcal, en un entramado de calles de distinto carácter según las épocas, salpicadas de una innumerable relación de monumentos de interés:

Recinto Monumental de la Alcazaba
Arco de los Gigantes
Colegiata de Santa Marí­a
Colegiata de San Sebastián
Arco del Nazareno
Palacio de Nájera
Convento de San José
Palacio de los Marqueses de la Peña
Convento de Santa Eufemia
Iglesia de Santiago
Basí­lica de Santo Domingo

Y por supuesto un auténtico monumento de la naturaleza, el Torcal, verdadera maravilla natural, declarado espacio protegido por la Junta de Andalucí­a y cuya visita parece obligada.